Taoísmo

***

wp-1667141354793

Anuncio publicitario
Misceláneas

Un Cuento de Hadas

Autor: Alejandro Jodorowsky

*

    Una rana, que lleva una corona en la cabeza,

le dice a un señor: Béseme, por favor.

    El señor piensa: Este animal está encantado;

puede convertirse en una hermosa princesa, heredera de un reino.

Nos casaremos y seré rico.

    Entonces besa a la rana y, al instante, queda convertido en un sapo.

    La rana, feliz, exclama:

¡Amor mío, hace tanto tiempo que estabas encantado, pero al fin te pude salvar!

Jesús de Nazaret

Seguir a Cristo

    El Maestro Jesús dijo: Si alguien quiere ser mi discípulo, tiene que negarse a sí mismo, tomar su cruz y seguirme. Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por mi causa, la salvará. (Mateo 16:24-25 / Marcos 8:34-35 / Lucas 9:23-24)

    Con estas palabras, el Maestro Jesús nos indica que para seguir sus enseñanzas es necesario pasar por una especie de crucifixión del ego, es decir, erradicar toda la negatividad e impureza que exista en nosotros mismos en pensamiento, palabra, acción y emoción, así como también hay que abandonar la vida egoísta y comprometerse con la vida Crística, una vida basada en los valores más elevados que el Maestro Jesús enseñó: espiritualidad, amor, solidaridad, etc.