Símbolos

El Laurel

    El dios Apolo se burlaba de Cupido (Eros, dios del amor) por utilizar este último las armas propias de un adulto (arco y flechas) siendo alguien muy joven aún, y cuestionaba su habilidad en el manejo de las mismas; por lo cual Cupido, molesto, le lanzó una flecha de oro despertando en Apolo un amor incontrolable por la ninfa Dafne, y a ella lanzó una flecha de plomo provocándole repudio hacia Apolo; conque este dios empezó a perseguir desesperadamente a la ninfa y entonces ella pidió a su padre, Peneo (una deidad fluvial), que la ayudara a escapar, y éste la transformó en un árbol de Laurel (por cierto, el nombre “Dafne” –en griego, Daphne– significa “Laurel”).

Dafne y Apolo

    Se cuenta que Apolo expresó su predilección por este árbol y que sus hojas coronarían a las personas en señal de victoria. Por este motivo y por lo ocurrido entre Apolo y Dafne, el Laurel es símbolo de victoria y de amor no correspondido. Además, Niké (la diosa griega de la victoria) es representada portando una rama de Laurel. Por todo esto, el Laurel es considerado un árbol sagrado.

    En los Juegos Píticos (o Délficos) se premiaba a los vencedores con una corona de Laurel, pues estos juegos se realizaban para honrar a Apolo y se efectuaban cerca de su templo en Delfos, donde se hallaba el famoso Oráculo. Asimismo, la corona de Laurel se entregaba para diferenciarlos de los Juegos Olímpicos, en los cuales se entregaba una corona de Olivo. Además de competiciones atléticas, en los Juegos Píticos se llevaban a cabo competiciones artísticas, por ser Apolo el dios de las artes.

    Posteriormente, en la Roma imperial, se utilizaba el Laurel para coronar a los emperadores y a los generales victoriosos. No obstante, la simbología del Laurel es mucho más amplia y tiene otros significados y usos.

    Las hojas de Laurel son utilizadas en gastronomía, pues dan sabor y aroma a las comidas; también son fuente de antioxidantes, minerales y vitaminas, por esta razón, su consumo fortalece el sistema inmunológico.

Rama de Laurel

    El crecimiento de este árbol es lento, pero no tanto como para justificar el dicho: el que planta un Laurel nunca lo verá crecer, lo cual es una creencia supersticiosa, así como la creencia de utilizar el Laurel como protección contra los rayos (y como protección en general), pues se decía que los rayos nunca caen sobre el árbol de Laurel.

Árbol de Laurel

    Por ser el Laurel un árbol “siempre verde” o perennifolio (de hojas perennes), simboliza la inmortalidad (o la inmortalidad lograda gracias a la victoria).

    Antes de profetizar, las pitonisas del Oráculo de Delfos masticaban o quemaban hojas de Laurel, pues se creía que estas hojas poseían propiedades adivinatorias (y también porque era el árbol consagrado a Apolo, a quien ellas rendían culto). Decían los antiguos que si se quemaban hojas de Laurel y estas ardían haciendo ruido presagiaba felicidad; en cambio, si ardían en silencio era un mal presagio. Asimismo, dormir cerca de un árbol de Laurel se dice que suscita sueños proféticos.

Osho

Ser un Buddha, ser un Cristo

    No puedes ser el Buddha Gautama. Puedes llegar a ser un Buddha, pero no el Buddha Gautama. “Buddha” significa “Despierto”, y a eso tienes un derecho inalienable, pero Gautama es un ser individual. Puedes ser un Cristo, pero no Jesucristo. Jesús es un ser individual. Cristo es otro nombre que se le puede dar al estado del Buddha, a la “Budeidad”, el estado máximo de Conciencia. Tienes ese potencial, puedes florecer hasta alcanzar la “Conciencia de Cristo”.

Anthony de Mello

El Silencio que conduce hacia Dios

(Del Libro Caminar sobre las Aguas)

    En Oriente, un gran rey fue a visitar a su maestro y le dijo: Soy un hombre muy ocupado, ¿podría decirme cómo puedo llegar a unirme con Dios? ¡Respóndame con una sola frase!

    El maestro: ¡Le daré la respuesta con una sola palabra!

    El rey: ¿Qué palabra es esa?

    El maestro: Silencio.

    El rey: ¿Y cómo podré alcanzar el silencio?

    El maestro: Meditación.

    El rey: ¿Qué es la meditación?

    El maestro: Silencio.

    Cualquier camino hacia Dios tiene que ser un camino hacia el silencio. Si usted quiere llegar algún día a la unión con Dios, debe comenzar por el silencio. ¿Qué es el silencio? Silencio significa ir más allá de las palabras y de los pensamientos. ¿Qué hay de erróneo en las palabras y en los pensamientos? Que son limitados. Dios no es como decimos que es, ni es nada de lo que imaginamos o pensamos. Eso es lo que tienen de erróneo las palabras y los pensamientos. La mayoría de las personas permanecen presas de las imágenes y de los conceptos que han hecho de Dios.

Símbolos

La Cruz de Malta

    También conocida como Cruz de San Juan, Cruz de Ocho Puntas o Cruz Octógona, este símbolo comenzó a ser utilizado en el siglo XII por los Caballeros de la Orden de San Juan de Jerusalén u Orden de Malta.

    Originalmente esta Cruz es de color blanco y simboliza Pureza. Sus ocho puntas representan: vivir en la verdad, tener fe, arrepentirse de los pecados, dar prueba de humildad, amar la justicia, ser misericordioso, ser sincero de todo corazón y soportar las aflicciones.

Cruz de Malta

    No obstante, en el ámbito esotérico la Cruz de Malta tiene otros significados y colores:

    Es un símbolo de Equilibrio perfecto. Nos indica que la Energía Divina desciende desde el Plano Espiritual hasta el Plano Material y se manifiesta en Poder, Sabiduría y Amor. Es una Cruz cuya forma (cuatro “puntas de flecha” señalando hacia el centro) nos invita a meditar, a concentrarnos. Esta Cruz simboliza múltiples aspectos divinos y cualidades divinas, y cada brazo de la Cruz es de un color distinto o representa un color distinto:

    Blanco: Lo Absoluto, la Esencia, el Espíritu. Energía Divina, Pureza.

    Azul: Poder Divino o Espiritual, Fe, Voluntad.

    Amarillo: Sabiduría Divina, Iluminación, Inteligencia.

    Rosado: Amor Divino, Misericordia, Compasión, Respeto.

Cruz de Malta (Colores)