Zen

¿Cuánto tiempo tardaré en Iluminarme?

Un joven ansioso entró en un monasterio

con el propósito de llegar a la Iluminación

lo más rápido posible,

y preguntó al abad:

¿Cuánto tiempo tardaré en Iluminarme?

Diez años, respondió el abad.

¡Diez años! ¿Por qué diez años?, dijo el joven.

¡Oh, en tu caso, veinte!, contestó el abad.

¿Veinte años? ¿Por qué?, preguntó el joven.

¡Vaya!, lo siento, me he confundido…

Treinta años, concluyó el abad.

Adyashanti

Sólo el Uno percibe al Uno

El verdadero Cristo está en todos los seres,

o lo que es lo mismo, el Buda está en todos.

Y el único que puede percibir esto es el Cristo interior.

El único que percibe al Buda es el Buda interior.

El Uno interior es el único que puede percibir al Uno.

El yo nunca percibirá al Uno.

Astrología

El Año del Cerdo

    Desde el 5 de febrero de 2019 hasta el 24 de enero de 2020 es el Año del Cerdo de Tierra, según la Astrolcerdo felizogía China.

    Este animal es el último signo del Zodíaco Chino, lo cual significa que éste será un año de cierre de ciclos o para cerrar ciclos; por tanto, es recomendable realizar una revisión de los años anteriores y estar dispuestos a dejar atrás todo aquello que ya no nos sirve y que nos impide o nos dificulta la renovación.

    Este signo tiene características muy positivas y necesarias como la generosidad y la solidaridad, pero suele ser excesivamente bonachón, y por esto se aprovechan de él. Hay que saber diferenciar entre ayudar al prójimo y echarse encima los problemas de los demás, para hacer lo primero y no lo segundo.

    El Cerdo es tolerante, amigable, amable, sociable, conciliador; detesta las peleas, los conflictos, las discusiones; permanentemente busca el diálogo y los acuerdos. Procuremos que ésta sea la actitud predominante entre nosotros.

    Este signo es regido por el elemento Agua, y el elemento Tierra es el regente de este año. Esta combinación (Agua + Tierra) es muy positiva, ya que la Tierra debe ser regada con el Agua suficiente para cultivarla, para que produzca. Esto significa que la cooperación y el trabajo en equipo son indispensables para lograr los objetivos.

    El Cerdo está asociado simbólicamente con el dinero, con la abundancia, con el ahorro. De hecho, la forma más comúnmente utilizada para elaborar alcancías es la de un cerdito. Esto nos recuerda que debemos administrar e invertir bien el dinero, y no malgastarlo.

alcancía

Mis Cuentos

Katharo, el Unicornio

    Katharo, como todos los unicornios, permanecía invisible la mayor parte del tiempo y solamente aparecía para auxiliar a personas puras y bondadosas haciendo uso de su mágico cuerno que era capaz de muchas proezas.

    Nílrem era un hechicero que sabía de los poderes mágicos del cuerno del unicornio, pero no había podido conseguir ninguno, pues no era puro ni bondadoso. Así que este hechicero utilizaría a una doncella para hacer aparecer a algún unicornio y tratar de quitarle su cuerno.

    Anna sería la víctima de Nílrem. Ella era una joven dedicada a socorrer a los menesterosos, y era conocida por su devoción a hacer el bien y por su absoluta falta de malicia.

    Nílrem, haciéndose pasar por mendigo, fue donde Anna pidiendo comida. Ella no solamente lo atendió y le sirvió comida y bebida, sino que además se sentó a comer con él.

    En un descuido de Anna, Nílrem vertió en la bebida de ella unas gotas de una pócima venenosa. Después de tomarse la bebida, Anna empezó a sufrir los efectos de la pócima y luego se desmayó. Mientras tanto, el malvado hechicero esperaba al unicornio para atraparlo y quitarle su mágico cuerno.

    Katharo, al percibir que una jovencita pura y bondadosa estaba en problemas, acudió a rescatarla. Sin embargo, él también advirtió la presencia del hechicero y, sobre todo, captó su mala intención.

    Katharo apareció e inmediatamente disparó con su cuerno un rayo contra Nílrem, desvaneciéndolo por completo. Luego, también con su mágico cuerno, tocó a la jovencita suprimiendo así el veneno, sanándola e inmunizándola.

    Al volver en sí, Anna vio al unicornio y, emocionada, lo abrazó. Entonces preguntó por el mendigo, y Katharo le respondió: No te preocupes, él se ha ido. Tú debes continuar ejerciendo tu bondad infinita atendiendo a los menesterosos.

    Al terminar de expresar estas palabras, Katharo se invisibilizó nuevamente y Anna siguió haciendo el bien.