Khalil Gibran

El Perro Sabio

(De “El Loco”)

    Un día, un perro sabio pasó cerca de un grupo de gatos. Viendo el perro que los gatos parecían estar absortos hablando entre ellos y que no advertían su presencia, se detuvo a escuchar lo que decían.

    Se levantó entonces –grave y circunspecto– un gran gato, y dijo a sus compañeros: Hermanos, orad; y después que hayáis orado una y otra vez, sin duda alguna lloverán ratones del cielo.

    Al oírlo, el perro sonrió y se alejó de los gatos diciendo: ¡Ciegos e insensatos felinos! En realidad, lo que llueve después que oramos y hacemos plegarias son huesos y no ratones.

Glossarium

Laboratorio

    Esta palabra proviene del verbo “Laborar” (Trabajar. Procurar o intentar algo con esfuerzo) y el sufijo “-torio”, que significa “Lugar”; por tanto, “Laboratorio” suele definirse como un “lugar para realizar investigaciones, experimentos y trabajos de carácter científico o técnico”.

    “Laborar” proviene del latín Laborare, que significa “Labrar”, esto es, “preparar, cultivar”, o también “hacer o causar gradualmente algo”.

    No obstante, si interpretamos que “Laboratorio” es una combinación de “Laborar” y “Oratorio” (lugar para la oración, lugar para orar), esto nos hace recordar el lema de los monjes benedictinos Ora et Labora (Orar y Trabajar) y nos lleva a encontrar significados más profundos de la palabra “Laboratorio”, como por ejemplo: “lugar para orar y trabajar”, “lugar para realizar el trabajo espiritual”.

    Interpretándolo de esta manera, podríamos decir entonces que necesitamos tener (si es en nuestro hogar, mejor) un lugar para orar, meditar, reflexionar, leer sobre filosofía y espiritualidad, escribir, etc., un “Laboratorio” para labrarnos espiritualmente.

Palabras Mágicas

AZOTH

    Esta es una de las palabras más misteriosas del ámbito esotérico, específicamente de la Alquimia; y es muy importante la simbología relacionada con las letras que la componen.

    En la palabra AZOTH, la A se refiere a la “A” latina, la “Alfa” griega y la “Álef” hebrea; están representadas por la misma letra porque son esencialmente la misma letra, lo cual alude a “un mismo origen”, “una misma fuente” y también a la Unidad; además, las tres son el inicio de sus respectivos alfabetos; ergo, representan el “comienzo de algo”. Las letras Z, O y TH representan a la “Z” latina, la “Omega” griega y la “Tav” hebrea, respectivamente, las cuales son las últimas letras de cada uno de estos alfabetos; por tanto, simbolizan el “final de algo”; asimismo, son letras distintas, por ello simbolizan la diversidad. La palabra AZOTH, entonces, significa que el conjunto de cosas diversas que existen en el Cosmos tienen un mismo origen, una misma fuente; que todo comienza, termina y vuelve a comenzar, es decir, todo es cíclico; y que tras la diversidad se halla la Unidad.

    En una de las imágenes relacionadas con esta palabra observamos algunos “opuestos” (Águila y León, Sol y Luna) entrelazados formando una Lemniscata (Infinito), en referencia a la ya mencionada cualidad cíclica de todo, y simbolizando la Totalidad y la síntesis de los opuestos.

Azoth

Símbolos

El Árbol de la Vida

    Árbol de la VidaSegún la Biblia (Génesis 2:9), hay dos árboles en el Jardín del Edén: el Árbol del Conocimiento y el Árbol de la Vida. Adán y Eva comieron el fruto del Árbol del Conocimiento y fueron expulsados del Jardín del Edén por su desobediencia y para que no comieran del Árbol de la Vida, pues si lo hacían “igualarían a Dios”; esto es porque “comer el fruto del Árbol de la Vida” significa tomar conciencia de lo que se es en Esencia: un Ser Espiritual, Eterno y Uno con Dios; y Adán y Eva representan al ser humano puro, pero ingenuo, inconsciente aún (ver Edén, Paraíso, Cielo…).

    Según la Kabaláh, el Árbol de la Vida es una especie de “Mapa Divino” para realizar el viaje hacia lo “Interior” y nutrirse de Sabiduría Espiritual. Se le representa con un símbolo compuesto por 10 esferas (Sefirot) y 22 “senderos” que conectan entre sí a estas esferas, las cuales aluden a las distintas manifestaciones o emanaciones de Dios que constituyen toda la Existencia. Por tanto, El Árbol de la Vida simboliza la unión, el vínculo permanente entre Dios, el ser humano y todo el Universo. Es un símbolo de la Totalidad (macrocosmos-microcosmos) y de la conexión entre los diferentes aspectos de la Totalidad, es decir, la Vida como un Todo Unificado.

Árbol de la Vida (Kabbalah)

    En la Biblia se menciona el Árbol de la Vida en varias ocasiones: En Génesis 2:9 se nos dice que este árbol está en medio del Jardín del Edén (lo cual resalta su importancia y significa que se trata de algo fundamental, “central”). En Génesis 3:22 se señala que quien come el fruto del Árbol de la Vida vive para siempre (lo cual alude a la toma de conciencia de que somos eternos espiritualmente). En Génesis 3:24 leemos que Dios protegió el Árbol de la Vida con querubines y una espada encendida (esto significa que su Sabiduría no está disponible para aquellos que no están listos para recibirla, como Adán y Eva en ese momento). En Apocalipsis 2:7 se indica que al vencedor se le dará de comer del Árbol de la Vida (es decir, quien se vence a sí mismo, quien vence a su ego, quien se disciplina y se purifica, y además se nutre de las Enseñanzas Espirituales, será considerado un “vencedor” y, por tanto, tendrá acceso a la Sabiduría del Árbol de la Vida).

    Hay dos diferencias fundamentales entre el Árbol de la Vida y el Árbol del Conocimiento del Bien y del Mal: El Árbol de la Vida simboliza la Unidad; el del Conocimiento, la dualidad. El Árbol de la Vida es fuente de Sabiduría Divina, Espiritual; en cambio, el Árbol del Conocimiento representa el conocimiento terrenal, mundano.

    En el ámbito científico, algunos califican el ADN como una especie de Árbol de la Vida, debido a su estructura y a lo que significa para todos los organismos vivos.

ADN

    El árbol filogenético es una representación gráfica en la cual se muestran las relaciones evolutivas entre varias especies que tienen un ancestro común; cuando este “árbol” abarca a todos los seres vivos, se le suele llamar “Árbol de la Vida”.

Árbol Filogenético