Jesús de Nazaret

No resistáis al mal

    El Maestro Jesús dijo: No resistáis al mal. Esto significa que ante cualquier adversidad (enfermedad, problema o circunstancia desagradable), en vez de resistirnos o huir ipso facto (las cuales suelen ser nuestras reacciones inmediatas), debemos primero hacer todo lo posible por mantener la ecuanimidad; después, debemos preguntarnos ¿qué enseñanza contiene esto? Toda adversidad ocurre por algo; por tanto, nuestra tarea es descubrir la causa (o las causas) y realizar las correcciones necesarias; así, aprenderemos la lección y superaremos la adversidad. Si alguna dificultad se repite una y otra vez, nos indica que aún no hemos hecho lo necesario.

    Emmet Fox, en su libro sobre el Sermón de la Montaña, escribió que cuando consideramos con hostilidad una situación, le damos el poder de gobernarnos. Cualquiera que sea la dificultad que se nos presente, son los pensamientos y la actitud que adoptamos en relación con ella lo que determina el efecto que se producirá en nosotros.

    De modo que todo depende de cómo respondamos ante las circunstancias que se nos presentan, pues si lo hacemos de manera incorrecta, damos poder a la adversidad. Así que No resistáis al mal podemos interpretarlo como “hay que responder adecuadamente a la adversidad”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s