Reflexiones

Un Nuevo Cielo y una Nueva Tierra

    Pablo de Tarso, en su epístola a los romanos, escribió: “No os conforméis a este tiempo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente”.

    Y Pedro se refiere en su segunda epístola a “un nuevo Cielo y una nueva Tierra en los cuales mora la justicia”.

    Todo esto significa que sólo una transformación espiritual de la mentalidad (Un nuevo Cielo) puede cambiar a la humanidad y al mundo entero (Una nueva Tierra); es decir, si la humanidad eleva y espiritualiza su mentalidad, influirá de manera positiva en todo lo demás (acciones, relaciones, entorno, etc.) y hará que el mundo sea un lugar de paz, un lugar mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s