Mitología

El Mito de Atlas

    Según la mitología griega, Atlas –también conocido como Atlante–  era hijo del titán Jápeto y la oceánide Clímene. En la Teogonía, el poeta griego Hesíodo expresa que Por una dura necesidad, Atlas sostiene el anchuroso Urano (el cielo) porque el prudente Zeus le deparó este destino. Aunque otros señalan que participó en la batalla de los titanes contra los dioses del Olimpo (Titanomaquia) y, al ser derrotados los titanes, Zeus –principal dios Olímpico– castigó a Atlas condenándolo a soportar el peso de los cielos.

Atlas

    En otra versión del mito, se relata que Perseo –molesto con Atlas por haberse negado a hospedarlo– le hizo mirar los ojos de la cabeza de Medusa y lo convirtió en una enorme montaña de piedra que desde entonces sostiene el cielo y las estrellas, y evita que caigan sobre la Tierra. Esa montaña es la que ahora se conoce como “Cordillera del Atlas” y se encuentra al noroeste de África.

    Asimismo, se cuenta que Atlas fue convencido por Heracles para que realizara uno de sus 12 trabajos, específicamente el de robar las manzanas de oro del Jardín de las Hespérides (por cierto, hijas de Atlas); mientras tanto, Heracles sostuvo los cielos. Luego de tomar las manzanas, Atlas se negaba a sostener los cielos nuevamente, pero Heracles lo engañó y logró regresárselos y escapar con las manzanas.

   Aunque hay varias versiones acerca de la etimología de los nombres “Atlas” y “Atlante”, todas parecen coincidir en que el significado está relacionado con los verbos “cargar”, “sostener”, “soportar”.

    Algunas interpretaciones y enseñanzas del Mito de Atlas:

  1. Hacer las cosas de los demás: Atlas representa a aquella persona que pretende encargarse de los asuntos –y resolver los problemas– de todos, es decir, “se echa el mundo encima” y carga con el peso de todo y de todos; es más, algunos abusan de esta situación (el engaño de Heracles a Atlas); por tanto, esta persona casi nunca dedica tiempo a sus asuntos, a su vida, casi nunca se dedica tiempo a sí misma y, por lo general, cuando tiene algún problema, nadie se lo ayuda a resolver o ella misma no permite que la ayuden. Una recomendación a esta persona: Hazte cargo de tus asuntos de manera responsable y ya estarás realizando un gran servicio a la humanidad; asimismo, puedes ayudar a los demás, pero no pretendas hacerte cargo de todo y de todos. Bien lo expresa la siguiente frase atribuida a Pitágoras: Ayuda a tus semejantes a levantar su carga, pero no te consideres obligado a llevársela.
  2. Atrevimiento, rebeldía y sus consecuencias: Atlas se atrevió a combatir contra los dioses del Olimpo y fue castigado por esto; representa entonces a aquellos que se atreven a desafiar a los poderosos, así como también las consecuencias que pueden sufrir por su atrevimiento, por su rebeldía.
  3. Desde un punto de vista positivo, es la capacidad que tiene alguien para soportar alguna situación difícil o desagradable; sin embargo, desde un punto de vista negativo, significa acostumbrarse a sufrir este tipo de situaciones y nunca intentar superarlas.
  4. Una interpretación cosmológica de este mito es que los antiguos griegos simbolizaban de esta manera aquella fuerza que hace que las estrellas y el cielo “no caigan sobre la Tierra”. Era su modo de explicar lo que siglos después conoceríamos como “Gravedad” o “Fuerza de Gravedad”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s