Adyashanti

Sólo el Uno percibe al Uno

El verdadero Cristo está en todos los seres,

o lo que es lo mismo, el Buda está en todos.

Y el único que puede percibir esto es el Cristo interior.

El único que percibe al Buda es el Buda interior.

El Uno interior es el único que puede percibir al Uno.

El yo nunca percibirá al Uno.

Adyashanti

Conocer el Ser

    Para liberarnos, para iluminarnos, primero debemos darnos cuenta de que realmente no sabemos nada. YO SOY LO QUE SOY es el único conocimiento verdadero; cualquier otro conocimiento es secundario. El conocimiento que se usa para un propósito concreto es estrictamente utilitario; cuando empieces a verlo, dejarás de buscar la Verdad en lo que “sabes” y –en cambio– buscarás la Verdad en lo que eres; y cuando descubras lo que eres, también descubrirás lo que es todo lo demás.

Adyashanti

Misterio

    Es paradójico, pero cuanto más “nos conocemos”, cuanto más “sabemos lo que somos”, más seguros estamos de que somos algo que —por su propia naturaleza— no se podrá conocer nunca, es decir, sabes lo que eres, pero sabes que eres un Misterio. Así que el Misterio se hace consciente, se despierta, se conoce a Sí Mismo; es el «YO SOY» tal y como aparece en la Biblia, pero no puedes percibir ninguna definición, no es más que «YO SOY»; es el Misterio autoafirmándose, eso es todo.

 

Adyashanti

No eres tu historia

Tú no eres ninguna de las historias que te habías creído.

En realidad, tú eres la ausencia de historias.

Tú eres Espíritu.

Cuando te despiertas de tu historia,

¿sabes lo que descubres respecto a todos los demás?

Que no son su historia. Que también son Espíritu, como tú.

Y es que no puedes ver tu verdadera naturaleza

sin ver también la verdadera naturaleza de todo.