Glossarium

Gurú y Satgurú

    Gurú es una palabra en sánscrito que se utiliza para referirse a un Maestro o Guía Espiritual, o incluso a un maestro en general. La sílaba “Gu” significa “oscuridad”, “ignorancia” y la sílaba “Ru” significa “Luz”, de manera que Gurú es aquel que desvanece la oscuridad de la ignorancia por medio de la luz que aportan las enseñanzas.

    Cuando a la palabra Gurú se le agrega el prefijo Sat- (Verdad, Ser, Esencia…), se forma la palabra Satgurú que tiene varios significados:

    Satgurú puede significar “Verdadero Maestro” o “Maestro de la Verdad”; un Maestro que desvanece la oscuridad de la ignorancia con la Luz de la Verdad Espiritual, la Luz que aportan las Enseñanzas Espirituales.

    Otra interpretación es que Satgurú se refiere a que el Verdadero Maestro es nuestro Maestro Interior, nuestro Guía Interior, nuestro Ser Verdadero, nuestra Esencia.

    O también, Satgurú puede significar que la Verdad es el Maestro. Cada vez que conocemos o descubrimos la Verdad de algo, esta nos ilumina y nos libera de la ignorancia al respecto. Bien dijo el Maestro Jesús: Conoceréis la Verdad, y la Verdad os hará libres.

Glossarium

Aletheia

    La palabra griega Aletheia suele ser traducida como “Verdad”. Etimológicamente está compuesta por el prefijo A- (sin) y Letheia (velo, cubierta), lo cual significa que Aletheia no es la apariencia, no es la cubierta; Aletheia –la Verdad– es la Esencia.

Glossarium

Felicitas, Eudaimonía y Ananda

    La palabra latina Felicitas es el origen de la palabra española “Felicidad”; proviene del latín Felix (fértil, fructífero, productivo); además, para los antiguos romanos, Felicitas era el nombre de la diosa del éxito, la riqueza y la prosperidad, y era representada como una mujer portando una Cornucopia (el Cuerno de la Abundancia). Por tanto, Felicitas puede referirse a la Felicidad material o a que la Felicidad depende de lo material, de lo externo.

    En cambio, los antiguos griegos utilizaban la palabra Eudaimonía para referirse a la Felicidad. Eudaimonía proviene del griego Eu (bueno, bien) y Daimon (Espíritu), y significa “Buen Espíritu”, “Bienestar Espiritual”. Filósofos como Sócrates y Aristóteles consideraban que la Felicidad se alcanza mediante la práctica de la virtud y el obrar según la razón, que no mediante las posesiones materiales, ni las riquezas.

    No obstante, en el Vedanta (filosofía espiritual que forma parte del Hinduismo) se va más allá y se nos dice que Ananda (“Felicidad” en sánscrito) es parte de lo que somos realmente, pues nuestro verdadero Ser (Atman) es Sat-Chit-Ananda (Esencia-Conciencia-Felicidad), lo cual significa que la Felicidad no es algo que debamos buscar o procurar alcanzar, sino que ya somos Felicidad; de manera que quien es consciente de su verdadero Ser, siente y manifiesta genuina y profunda Felicidad.

Glossarium

Frónesis

    La palabra “Frónesis” proviene del griego Phrónesis, que se refiere a la sabiduría práctica, a la sensatez y a la prudencia llevadas a la práctica, a diferencia de Sophía, que se refiere a la sabiduría teórica e incluso teológica. Además, Phrónesis proviene de verbo Phronein (pensar) que hace referencia a la reflexión, al pensamiento, pero también en un sentido práctico, es decir, a la capacidad para reflexionar acerca de qué es lo mejor, qué se debe hacer, para finalmente llevarlo a cabo.

    El Frónimos o Phrónimos es el ser humano que piensa y actúa con Frónesis y, por tanto, realiza siempre las acciones correctas.

    ¡Seamos Frónimos!

Glossarium

El Prójimo

    La palabra “prójimo” proviene del latín proximus que significa “el más cercano”; de manera que etimológicamente “prójimo” está relacionado con la idea de cercanía, de proximidad. Lo mismo nos da a entender el Maestro Jesús según el Evangelio de Lucas cuando una persona le pregunta: ¿Quién es mi prójimo?, y Jesús responde relatándole la historia del “buen samaritano”:

    Un hombre se hallaba muy malherido en medio del camino. Un sacerdote pasó por ahí, lo vio y siguió de largo. Un levita pasó por ahí, lo vio y también siguió de largo. Pero un samaritano pasó por ahí, se acercó al herido y sintió misericordia por él; curó sus heridas y cuidó de él.

    Jesús preguntó: “¿Quién de estos tres te parece que fue el prójimo del malherido?”

    La persona respondió: “El que demostró misericordia”.

    Entonces Jesús le dijo: “Vé, y haz tú lo mismo”.

(Lucas 10:29-37)

    Así pues, desde esta perspectiva que nos presenta Jesús en la historia del “buen samaritano”, el prójimo es quien se muestra “más cercano”, quien “se acerca” para ayudar al necesitado.

    Sin embargo, esa idea de cercanía también se ve reflejada si interpretamos que nuestro prójimo son todos los seres humanos, los animales, la naturaleza, etc., porque somos expresiones de Dios y conformamos una gran familia, es decir, somos hermanos, somos hijos e hijas de un mismo Padre-Madre.

    No obstante, independientemente de cómo interpretemos el término “prójimo”, siempre será fundamental obedecer cabalmente el mandamiento Ama a tu prójimo como a ti mismo.

Glossarium

Paciencia

    La palabra “Paciencia” proviene del latín Patientia, que significa “cualidad del que sufre, del que soporta”, pues en latín pati significa “sufrir”, “soportar”.

    La Paciencia ha sido definida de distintas maneras: Es la capacidad de sufrir o soportar algo con serenidad; es saber esperar con calma; es tolerancia; es la virtud de quienes saben soportar las adversidades con entereza y sin lamentarse.

    No obstante, “Paciencia” es también la unión de “Paz” y “Ciencia”, y la palabra “Ciencia” proviene del latín Scientia que significa “Conocimiento”, por lo cual “Paciencia” puede interpretarse como “La Ciencia de la Paz”, “El Conocimiento de la Paz”, “El Conocimiento que nos ayuda a lograr la Paz”, es decir, la Paciencia no solamente es saber soportar y saber esperar, sino además es saber estar en Paz.

Glossarium

Live & Evil

En inglés, el verbo Live significa “vivir”.

Pero si invertimos el orden de las letras de este verbo,

obtenemos la palabra Evil,

que significa “malo”, “el mal”.

Quizás, esto nos indica que vivir “al revés”,

es decir, vivir con los valores invertidos

es vivir mal o malvivir.

Glossarium · Palabras Mágicas

INRI

    Éste es el acrónimo de la frase latina Iesus Nazarenus Rex Iudaeorum (Jesús Nazareno, Rey de los Judíos) que según el Evangelio de Juan (capítulo 19, versículos 19 y 20) fue escrita en un letrero colocado en la parte superior de la cruz en la cual fue crucificado Jesús; además, esta frase estaba acompañada por sus equivalentes en hebreo (Ieshúa Hanotsri Vemelej Hayehudim) y griego (Iesous Nazoraios Basileus Ioudaion).

    En griego, el acrónimo es INBI; pero en hebreo el acrónimo que se forma es el Tetragrama; esto escandalizó a los sacerdotes judíos, pues era como admitir que estaban crucificando al Mesías, por lo cual pidieron que fuese cambiada la frase, pero esta petición fue rechazada (Juan 19: 21-22).

INRI = IHVH

En hebreo, Jesús Nazareno Rey de los Judíos y el Tetragrama

    No obstante, INRI es el acrónimo que ha generado la mayor cantidad de interpretaciones o al cual le han inventado un mayor número de significados, principalmente en corrientes esotéricas como el gnosticismo, el rosacrucismo o la masonería, y es considerado una “Palabra de Poder” que se utiliza con propósitos mágicos, místicos o meditativos.

    A continuación, algunas “interpretaciones” o “significados” de INRI:

  • Ignis Natura Renovatur Integra: El Fuego renueva completamente a la Naturaleza.
  • Intra Nobis Regnum Iahve: El Reino de Iahvé (Dios) está dentro de nosotros.
  • In Nobis Regnat Ille: Él (Dios) reina en nosotros.
  • Ineffabile Nomen Rerum Initium: El Nombre Inefable (el Tetragrama) es el inicio de todas las cosas.

    Nota para “despistados”: Por razones de espacio, en los crucifijos y en varias esculturas y pinturas aparece el acrónimo y no la frase completa, pero en el letrero original aparecía la frase completa en hebreo, en griego y en latín según el Evangelio que se ha tomado como referencia.

Glossarium

Jesucristo

    En el cristianismo, a Jesús de Nazaret también se le conoce como Jesucristo. El nombre “Jesús” proviene del griego Iesoús y este a su vez del arameo Ieshúa que significa “Iahvéh salva”, “Dios salva”, o también de Ieshúah (Redención, Salvación). El término “Cristo” proviene de la palabra griega Christós, equivalente al término hebreo Mashíaj (Mesías) que significa “ungido”, “untado”.

    Un “ungido” (un cristo, un mesías) era un rey al cual se le había aplicado o untado aceite para indicar simbólicamente que gozaba de la bendición divina para reinar. De esta manera, los reyes ungidos eran considerados representantes de Dios en la Tierra y, por tanto, salvadores o redentores de sus pueblos.

    Sin embargo, según el cristianismo, Dios se manifestó a los seres humanos a través de Jesús de Nazaret, el cual fue ungido por el Espíritu Santo, razón por la cual es considerado como el verdadero Cristo o Mesías, el Salvador o Redentor de los seres humanos.

    No obstante, existen otras interpretaciones:

    Según Paramahansa Yogananda, el Cristo es la Infinita Inteligencia de Dios que está presente en todo el Universo. Esta Infinita Inteligencia Universal es la Conciencia Divina que se manifestó en Jesús.

    Conny Méndez escribió que el Cristo es nuestra Verdad, es lo más noble de cada uno. ¿Qué nos une a todos nosotros como hijos de Dios? ¿Qué nos identifica? Tres cosas: Conciencia, Inteligencia y Amor. Todo ser humano tiene Conciencia, Inteligencia y Amor. ¿Qué es el Cristo? Es la expresión de Conciencia, Inteligencia y Amor en sus grados más altos. Es lo que somos, pero en la escala más alta, pura y perfecta. 

    Elizabeth Clare Prophet se refiere al Cristo en estos términos: es el Maestro Interior que nos orienta y la Voz de la Conciencia que nos inspira a realizar las mejores acciones. También mencionó que Jesús fue el ejemplo de lo que todos podemos (y debemos) llegar a ser.

    El mismo Jesús dijo: Uno es vuestro Maestro: el Cristo.

    Jesucristo era una personificación de esa Maestría y de esa Conciencia; por tanto, una manera de lograr la Realización Espiritual es siguiendo sus enseñanzas y su ejemplo de vida.

Glossarium

Religión

    Hay varias etimologías posibles de esta palabra, lo cual ha generado numerosos debates al respecto; sin embargo, creo que cada una de ellas expresa lo que significa la religión para cada quien.

    La palabra “religión” proviene del latín religio; ahora bien, una posibilidad es que religio provenga a su vez del latín religare, del verbo ligare que significa “ligar”, “atar”, “mezclar”, y el prefijo re- que puede interpretarse de varias maneras: puede indicar intensidad, entonces “religión” significaría “atarse fuertemente a Dios”, es decir, una persona verdaderamente religiosa es aquella que se aferra a Dios; otra interpretación es que el prefijo re- denote reiteración, en ese caso “religión” significaría “ligarse o atarse de nuevo a Dios”, “unirse nuevamente a Dios”, esto está relacionado con aquello que dice que el ser humano se ha “desligado o separado de Dios” y, por tanto, necesita religarse o unirse de nuevo con Dios; asimismo, el prefijo re- puede referirse al latín res (cosa), entonces “religión” significaría “cosa atada”, lo cual limitaría la religión a lo meramente externo y ritualístico, dejando a un lado el aspecto espiritual. Otra interpretación de religare es que ya estamos “religados o unidos a Dios”, de manera que espiritualmente estamos religados entre nosotros y nosotros con Dios, es decir, somos Uno con Dios.

    Otra etimología es el latín relegere, esto es, “releer”, lo cual se refiere a retomar atentamente lo relacionado con Dios y/o con algún culto; otra nos indica que en latín religiosus (religioso) significa “escrupuloso”, “cuidadoso”, sobre todo, desde el punto de vista moral y espiritual.

    El brasileño Leonardo Boff (Teólogo de la Liberación) ha expresado lo siguiente: La experiencia de base es que estamos ligados y religados unos a otros y todos a la Fuente Originaria. Un hilo de Energía, de vida y de sentido pasa por todos los seres volviéndolos un cosmos en vez de un caos, sinfonía en vez de cacofonía. La función primordial de las religiones es crear y ofrecer las condiciones necesarias para que sus fieles puedan sumergirse en la Realidad Divina y alcanzar una experiencia espiritual personal; lamentablemente, muchas de ellas han enfermado de fundamentalismo y doctrinalismo que dificultan la experiencia espiritual.