Refranes

A la Ocasión la pintan calva

    En la antigua Roma se rendía culto a una diosa llamada Occasio (Ocasión, Oportunidad), la cual era representada con alas (para indicar que las buenas ocasiones pasan rápidamente), con la parte posterior de la cabeza calva, pero con cabello en la parte frontal, para expresar de esta manera que es imposible tomar por los cabellos a la Ocasión después que ha pasado.

    Se dice que este es el origen del refrán “A la Ocasión la pintan calva”.

    Mucho antes, en Grecia, Kairós (el momento oportuno, lo cualitativo del tiempo) también era representado con alas, calvo y con un mechón de cabello en la frente.

    Todo esto significa que hay que aprovechar las buenas oportunidades u ocasiones. Cuando una buena ocasión pasa cerca de nosotros, hay que tomarla por ese único mechón que tiene y no dejarla escapar.

    Por supuesto, cuando menciono lo de aprovechar las buenas ocasiones u oportunidades, me refiero a todas aquellas circunstancias que se nos puedan presentar para hacer algo positivo, y nunca algo negativo o perjudicial como lo alude el refrán que dice “La ocasión hace al ladrón”, el cual expresa una visión negativa del ser humano que debemos procurar que nunca sea aplicable a nosotros.