Numerología · Símbolos

666

    Este es un número que está repleto de contrastes y curiosidades históricas, religiosas, esotéricas, matemáticas, etc.

    En los últimos versículos del capítulo 13 del libro de las Revelaciones (Apocalipsis), se menciona el 666 como el número de la Bestia, o el número de su nombre, pero también se señala que es “número de hombre”.

    A todos, grandes y pequeños, ricos y pobres, libres y esclavos, se les puso una marca en la mano derecha o en la frente, y nadie podía comprar ni vender si no tenía la marca o el nombre de la Bestia, o el número de su nombre. Aquí hay sabiduría. El que tenga entendimiento, que calcule el número de la Bestia, pues es número de hombre: el 666.

Apocalipsis 13:16-18

    Hay quienes interpretan que este número pudiera referirse a dos emperadores romanos que persiguieron a los cristianos, pues en números romanos 666 se expresa DCLXVI, que sería el acrónimo o las siglas de Domitius (o Domitianus) Caesar Legatos Xti Violenter Interfecit, lo cual significa “Domicio (o Domiciano) César Mató Vilmente a los Enviados de Cristo”.

    Los dos posibles emperadores son: Nerón (“Domicio” era su verdadero nombre) y el emperador Domiciano. Ambos fueron terribles perseguidores de los cristianos, ambos fueron “anticristianos” o “anticristos”.

    Sin embargo, existen versiones antiguas del libro del Apocalipsis en las cuales el número que se menciona es el 616 y no el 666.

    Si el número es el 616, entonces quedaría DCXVI, sin L (Legatos = “Enviados”), y significaría “Domicio (o Domiciano) César Mató Vilmente a Cristo”, lo cual sigue refiriéndose a estos emperadores como “anticristos”.

    El número 666 también se obtiene al escribir “Nerón César” con letras hebreas y sumar el valor numérico de ellas:

Nerón César, Hebreo, 666

    Según algunas interpretaciones, el 6 denota imperfección, pues le falta una unidad para llegar al 7, la cifra perfecta, el número de la Plenitud. Entonces el 666 representaría la imperfección llevada al extremo.

    Paradójicamente, en Numerología el 666 tiene significados positivos. El 6 es el número de la Armonía, del Equilibrio, del Orden. Y reduciendo el 666 a un dígito para conocer su esencia, tenemos: 6+6+6=18 y 1+8=9, el 9 es la esencia del 666.

    El 9 es un número muy espiritual, pues 9=3×3 y 3 es el número del Espíritu. Además, en la Kábala el 9 es el valor numérico de la letra hebrea Tet que simboliza el Bien y la Bondad Divina. Asimismo, el 9 está relacionado con el Amor Fraternal y con la Generosidad. El 9 también puede indicar el final de algo, de una etapa, de un ciclo, pues en Numerología se utilizan los números del 1 al 9.

    Hay muchas curiosidades matemáticas relacionadas con el 666; a continuación, menciono algunas:

666 es la suma de los primeros 36 números naturales:

1 + 2 + 3 + … + 34 + 35 + 36 = 666

666 es la suma de los cuadrados de los primeros 7 números primos:

Suma de cuadrados de 7 primeros primos

Con los números del 1 al 9 y del 9 al 1 puede expresarse el 666 de las siguientes maneras:

1 + 2 + 3 + 4 + 567 + 89 = 666

123 + 456 + 78 + 9 = 666

9 + 87 + 6 + 543 + 21 = 666

La suma de los números de la Ruleta da como resultado 666.

Ruleta

Símbolos

El Águila Bicéfala

Águila Bicéfala    Este es un símbolo muy antiguo que tiene su origen en el Reino de los Hititas (siglos XVII al XII A.C.) y que pasó a formar parte de la heráldica de imperios como el Imperio Bizantino y el Sacro Imperio Romano Germánico, y de países como Rusia, Serbia, Montenegro, Albania, entre otros, así como también es uno de los símbolos más importantes de la Francmasonería (está presente en el emblema del Grado 33 del Rito Escocés Antiguo y Aceptado).

    Sus dos cabezas tienen varios significados: uno se refiere a la pretensión imperial de dominar tanto a oriente como a occidente; otro significado es que una cabeza mira hacia el pasado y la otra hacia el futuro, siendo el presente el encuentro, el punto de contacto entre el pasado y el futuro. Además, estas cabezas representan el orden y el progreso, así como también el poder laico y el poder religioso.

    El Águila Bicéfala puede estar acompañada de varios elementos (coronas, orbes, cetros, etc.) que amplían su significado. Por ejemplo, cuando porta una espada simboliza poder y honor, y significa que nunca se debe desenvainar la espada sin una buena razón y nunca se debe envainar sin honor.

Símbolos

El Cuervo (Simbología)

Cuervo 1   El cuervo es un ave que –desde el punto de vista simbólico– ha sido asociada tradicionalmente con significados negativos, aunque tiene cualidades muy positivas.

    En la antigüedad, los cuervos eran vistos comiendo la carne de los cadáveres de los caídos en los campos de batalla. De ahí proviene que el cuervo haya sido asociado simbólicamente con la muerte y las desgracias. Sin embargo, los cuervos no son exclusivamente carroñeros, pues también comen insectos, frutas y pequeños animales.

    Odín, principal deidad de la mitología escandinava, tiene dos cuervos: Hugin (Pensamiento) y Munin (Memoria). Se cuenta que Odín envía a sus cuervos por la mañana a volar por todo el mundo y luego regresan al atardecer y le comunican todo lo que han visto y oído. Por esta razón, el cuervo es considerado un mensajero, aunque no siempre portador de buenas noticias.

    En el budismo, el cuervo es un símbolo de protección, pues se dice que el primer Dalai Lama fue protegido por cuervos cuando su vivienda fue asaltada.

    Según la Biblia (1 Reyes 17:3-6), Dios envió cuervos al profeta Elías para que le llevaran pan y carne, y así pudiera él sobrevivir.

    Al cuervo le atraen las cosas brillantes, las cuales suele tomar y esconder; por esta razón, es considerado un símbolo de la avaricia.

    El cuervo es fiel a su pareja toda la vida, así que podríamos decir también que representa fidelidad, lealtad.

    Según el ocultismo, los cuervos guían el alma del difunto en su viaje al más allá.

    En el arte y en la literatura, el cuervo suele ser utilizado como un símbolo de lo misterioso, de la muerte, de los infortunios. Famoso es el poema El Cuervo de Édgar Allan Poe y el tajante y misterioso “Nunca Más” que esta ave repite.

    El cuervo es un pájaro astuto e inteligente. Tiene uno de los cerebros más grandes entre las aves. En diversos experimentos ha demostrado capacidad de aprendizaje, así como habilidades para la resolución de problemas, la imitación y reconocimiento de voces, y el uso de herramientas; de modo que es también un símbolo de inteligencia.

Cuervo 2

Símbolos

El Águila y el León

El Águila reina en el aire, es el rey de las aves. El León reina en la tierra, es el rey de los animales terrestres. Por esta razón, como símbolos, siempre han sido los favoritos de imperios y de reyes.

    El Águila es símbolo de majestuosidad, libertad, visión. Por la elevación que alcanza en su vuelo, simboliza el Espíritu, la inspiración, la mente, la conexión con lo Divino. Representa el elemento aire, que simboliza la comunicación y el pensamiento, pero en este caso se trata de comunicación de ideas elevadas y de pensamiento espiritual. También representa lo Divino que nos vigila desde las alturas celestes.

    En la mitología griega, este animal está relacionado con Zeus, quien en ocasiones es representado en forma de Águila o transformado en Águila. En el cristianismo, es símbolo de Juan el evangelista, pues su evangelio es el más espiritual y teológico de todos; además, simboliza la ascensión de Cristo. Según el chamanismo, el Águila es el animal más sagrado de todos.  

El León siempre ha estado asociado simbólicamente con el Sol, debido al color de su pelaje, a que su melena se asemeja a los rayos del astro rey y a que el León reina en la sabana africana bajo el inclemente Sol. El León simboliza poder, dignidad, autoridad, dominio, ferocidad, liderazgo, valentía, corazón, protección.

    En Persia, el León y el Sol eran símbolos del Estado y de la Religión, los cuales eran considerados pilares de la sociedad. En la astrología, el León está representado por el signo Leo, cuyo astro regente es el Sol. En la mitología egipcia, la diosa Sejmet (hija de Ra, el Sol) es representada con cabeza de León. En Asia, se considera que el León ahuyenta los malos espíritus, por lo cual suele haber estatuas de Leones en la entrada de los templos. En el cristianismo, el León simboliza al evangelista Marcos y también existen alegorías que se refieren a Jesucristo como un León (Apocalipsis 5:5).  

    La unión simbólica del Águila y el León da como resultado el Grifo, un animal mitológico que combina las virtudes de ambos.

Símbolos

Blancanieves

    “Blancanieves” o “Blancanieves y los Siete Enanitos” es un muy conocido cuento que podría estar basado en hechos reales, pero también –como tantos otros cuentos “infantiles”– está repleto de símbolos y enseñanzas ocultas.

    Este cuento probablemente está basado en la vida de una princesa alemana del siglo XVIII llamada María Sofía von Erthal, cuya madre murió y cuyo padre –el príncipe Philipp Christoph von Erthal– se casó con la condesa Claudia Elizabeth von Venningen, quien daba un trato preferencial a sus hijos biológicos y al parecer no trataba bien a su hijastra María Sofía. El príncipe Philipp era una especie de embajador; debido a sus labores diplomáticas, tenía que viajar con frecuencia y pasaba muy poco tiempo en el Castillo; quizás por esto no hay un personaje que lo represente en el cuento, como si Blancanieves (María Sofía) no tuviese padre.

    La familia von Erthal vivía en una localidad alemana llamada Lohr am Main. En la actualidad, una de las principales atracciones del Castillo de la familia von Erthal, que ahora es un museo, es el gran espejo que Philipp regaló a su segunda esposa, la condesa Claudia Elizabeth.

bny7e

    Existen diferentes versiones de este cuento, las dos más conocidas son la Versión de los hermanos Jacob y Wilhelm Grimm y la Versión de Walt Disney.

    El nombre “Blancanieves” significa “La que es pura como la nieve”, pero también el cuento nos indica que Blancanieves es “Blanca como la nieve, Roja como la sangre y Negra como el ébano”; esta descripción, además de referirse a su piel, sus labios y su cabello, se refiere simbólicamente a la triple composición del ser humano: Espíritu (Blanco), Alma (Rojo) y Cuerpo (Negro).

    La Reina Malvada es la madrastra de Blancanieves, simboliza la maldad y la frivolidad. Blancanieves representa la pureza y la bondad. Tanto la Reina Malvada como Blancanieves son bellas, pero la belleza de Blancanieves no es solamente física sino también espiritual, lo cual la hace aún más bella que la Reina.

    El Espejo Mágico siempre dice la verdad a la Reina, aunque esta verdad no sea de su agrado. Representa la conciencia; cuando nos miramos en el Espejo de nuestra conciencia siempre nos dice la verdad, aunque no nos guste.

    En la versión de Disney, la Reina Malvada pide a un cazador que mate a Blancanieves y le traiga su corazón, pero el cazador la desobedece, mata un animal y lleva el corazón de éste a la madrastra. El corazón es considerado un centro vital y energético; así que la madrastra no sólo buscaba estar segura de la muerte de Blancanieves, sino también de alguna manera buscaba “quedarse” con su energía.

    Los 7 Enanitos (o duendes, según otra interpretación) hacen referencia a los 7 pecados capitales (que son los principales defectos del ser humano) y las 7 virtudes que todo ser humano debe desarrollar para vencer esos pecados.

Enanitos-Pecados-Virtudes

    La Casa de los Enanitos es una manera de representar al ser humano. Los Enanitos aceptan que Blancanieves se quede en la Casa a cambio de que la mantenga limpia y ordenada, lo cual se refiere a la disciplina y el orden que debe mantener el ser humano en sí mismo.

    En la versión de los hermanos Grimm la casa está siempre limpia y ordenada, pero en la versión de Disney la casa estaba desordenada y sucia, y Blancanieves se encarga de limpiarla y ordenarla. De cualquier modo, el tiempo que Blancanieves pasa en la Casa de los Enanitos y las labores de limpieza que ella realiza simbolizan una etapa de aprendizaje y disciplina.

    Los Enanitos eran mineros. Según Disney, trabajaban en minas de diamantes y piedras preciosas; esto simboliza el Trabajo o Búsqueda Espiritual.

    Según la versión de los hermanos Grimm, la Reina Malvada se disfrazó tres veces para engañar a Blancanieves y matarla, mientras que en la versión de Disney es un solo intento y se transforma en anciana utilizando sus poderes de hechicera. Esto nos indica que las personas malvadas pueden ser muy hábiles y capaces de cualquier cosa, pero aún así el bien suele triunfar.

    Blancanieves come una manzana envenenada (o embrujada) que le ofrece la Reina Malvada disfrazada (o transformada) y “muere”, pero luego “resucita” y empieza una nueva vida, una vida feliz con el Príncipe. Esto significa que se debe dejar atrás lo superficial y maligno, para tener una vida basada en lo espiritual.

    Blancanieves no es enterrada, sino que es puesta en un ataúd de cristal (el cristal es un símbolo de pureza). En la versión de los hermanos Grimm el Príncipe se llevaba el cuerpo de Blancanieves para reverenciarla y honrarla (¿acaso como a una santa?). Todo esto nos habla de la pureza que simboliza Blancanieves.

    Tres aves van a despedir a Blancanieves tras su “muerte”, las cuales tienen distintos significados simbólicos, pero relacionados con este hecho: un Mochuelo (Sabiduría), un Cuervo (Muerte) y una Paloma (Paz); para obtener la Sabiduría y la Paz, hay que “morir” a las impurezas y a la maldad.

    Es notorio que en la versión de los hermanos Grimm el Príncipe aparece sólo al final y tiene una participación muy pasiva. En la versión de Disney el Príncipe aparece al comienzo, declara su amor a Blancanieves y ella se enamora de él; luego el Príncipe aparece al final y hace “resucitar” a Blancanieves con un beso de amor, es decir, ella es salvada por medio del amor, el amor derrota a la maldad. Sin embargo, este protagonismo mínimo de una figura masculina importante puede estar relacionado con la poca presencia de la figura masculina en la vida de la princesa María Sofía.

    La Reina Malvada termina de una manera terrible tanto en la versión de los hermanos Grimm como en la versión de Disney; en cambio, Blancanieves termina realizada. Todo esto se refiere al Karma que da a cada cual lo que le corresponde.

    En cuanto a la numerología presente en este cuento, hay dos números que son muy importantes: el 3 y el 7. Tres veces, según la versión de los hermanos Grimm, se disfrazó la Reina Malvada para engañar a Blancanieves. Tres animales fueron a despedir a Blancanieves tras su “muerte”. Además, recordemos lo que el Espejo Mágico respondió a la Reina Malvada en una ocasión: “Tras las siete colinas de Jade, tras la séptima cascada, en la cabaña de los siete enanos, vive Blancanieves, ella es la más bella”. 3 veces el número 7, es decir, 777. El 3 representa el Espíritu y el 7 la Plenitud, de modo que el 777 simboliza la Plenitud Espiritual.

 

Jesús de Nazaret · Símbolos

La Crucifixión

    La Crucifixión era un método antiguo de tortura y ejecución, en el cual el condenado era clavado en una cruz de madera y dejado ahí hasta morir. Como hemos leído en los Evangelios, Jesucristo fue crucificado y esa Crucifixión ha dado pie a muchas interpretaciones religiosas, simbólicas, esotéricas, etc., algunas de las cuales son mencionadas a continuación:

    Para el Cristianismo, la Crucifixión de Jesús es un símbolo de Sacrificio y Redención del género humano.

    Jesús fue crucificado en el Monte Calvario (Gólgota, del griego Golgotha y éste a su vez del arameo Gulgalta, que significa “Calavera”, “Cráneo”; en latín Calvaria o Calvarius). Este nombre se debe a que ése era un lugar de ejecución y, por tanto, había muchas calaveras; asimismo, se decía que esa colina se parecía a una calavera; de hecho, en algunas pinturas aparece un cráneo o calavera al pie de la Cruz. No obstante, todo esto puede ser también una alusión a la mente: Debemos Crucificar nuestra mentalidad mundana (pensamientos, ideas, conceptos), para que surja una nueva mentalidad, una nueva conciencia.

    Además, se dice que el cráneo al pie de la Cruz representa a Adán, que según cuenta la leyenda fue sepultado ahí en el Gólgota, y también hay que mencionar la relación simbólica entre Adán y Jesús: Adán representa al ser humano ingenuo, inconsciente aún, mientras que Jesús representa al ser humano que ha evolucionado y alcanzado la Conciencia Plena, Crística, Espiritual.

    La palabra “Crucificar” proviene del latín “crucificare” que significa “hacer una cruz”. Si al signo negativo (-) le trazamos una línea vertical, lo estaríamos convirtiendo en positivo (+). La Crucifixión es la transmutación de lo negativo en positivo. Esto se logra, por ejemplo, cuando aprendemos alguna lección o enseñanza a partir de una adversidad y la utilizamos para crecer, para avanzar, para evolucionar. Crucificar es erradicar todo lo negativo que hay en nosotros mismos en pensamiento, palabra, acción y emoción. Para que haya Resurrección, primero debe haber Crucifixión; para que se produzca en nosotros una Transformación Espiritual y manifestemos el Ideal Crístico, primero debemos Crucificar toda la negatividad que haya en nosotros. Para que surja lo positivo, debemos Crucificar lo negativo.

    Una de las frases que Jesús pronuncia en la Cruz es: Padre, en tus manos encomiendo mi Espíritu, la cual nos indica una Entrega Total a Dios y a su Voluntad; entrega que Jesús siempre ejemplificó en vida y también expresó de palabra en varias ocasiones (por ejemplo, en el Padre Nuestro: Hágase tu Voluntad en la Tierra como en el Cielo); Entrega Total de la cual nosotros también deberíamos ser ejemplo.

Símbolos

Baphomet

    También conocido como Bafomet, Baphometo o Bafometo, ha sido y es considerado y adorado por algunos como una deidad o un ídolo, y representado con la imagen “humanizada” de un Macho Cabrío, la cual pudiera estar basada o inspirada en deidades paganas como Cernunnos o Pan, deidades relacionadas con la Naturaleza y la fertilidad; pero, sin duda, la imagen más conocida de Baphomet es la que aparece en el libro Dogma y Ritual de la Alta Magia del ocultista francés Eliphas Lévi.

    El cristianismo medieval identificaba a Satanás con el Macho Cabrío, por lo cual los cristianos asocian a Baphomet con el satanismo o con lo diabólico, aunque Baphomet no necesariamente es satánico o diabólico.

    Algunos se refieren a Baphomet como “El Chivo de Mendes”. Quizás, esto se debe a que en épocas precristianas se le llamaba “Mendes” al Bajo Egipto. En esa región se le rendía culto a una deidad que era representada con cabeza de carnero (no de chivo); sin embargo, al parecer, algunos identificaron a Baphomet con esa deidad, o al menos con su representación, y por eso lo llaman “El Chivo de Mendes”.

Baphomet

Baphomet (Según Eliphas Lévi)

El Nombre:

    No se conocen con certeza el origen y el significado del nombre “Baphomet”; por esta razón, existen muchas teorías al respecto, algunas de las cuales son presentadas a continuación:

  • Proviene del griego Baphe-Metis, que significa “Bautismo o Iniciación en la Sabiduría”.
  • Del griego Bios-Phos-Metis (Vida, Luz, Sabiduría).
  • Según Eliphas Lévi, el nombre “Baphomet” debe leerse cabalísticamente en sentido inverso (TEMOHPAB) debido a que es la abreviatura de Templi Omnium Hominum Pacis Abbas, frase en latín que significa: “El Padre del Templo de la Paz de todos los seres humanos”.
  • Según Hugh Schonfield, escritor y experto en estudios religiosos, el nombre “Baphomet” fue creado utilizando el sistema de encriptación hebreo “Atbash”, el cual consiste en sustituir en cada palabra (escrita con letras hebreas) la primera letra del alfabeto hebreo por la última, la segunda por la penúltima, y así sucesivamente. En el caso del nombre Baphomet (escrito con letras hebreas), al aplicarle el sistema “Atbash”, da como resultado la palabra “Sophía” (Sabiduría) escrita con letras hebreas.

Baphomet-Sophía (Atbash)

Simbología:

   En el libro Las Moradas Filosofales, el misterioso alquimista Fulcanelli señala, entre otras cosas, que en Baphomet se encuentran sintetizados algunos de los principales símbolos esotéricos, pues se trata de un emblema de las tradiciones secretas y no de un ídolo ni una deidad. Y, según Eliphas Lévi, Baphomet simboliza la Gran Obra Alquímica, así como la unión de diferentes fuerzas en perfecto equilibrio.

    En el brazo derecho de Baphomet está escrita la palabra Solve (Disolver) y en el brazo izquierdo la palabra Coagula (Coagular), el famoso Solve et Coagula (Disolver y Coagular) de la Alquimia, el cual se refiere a la disolución de algo inferior para que algo superior pueda manifestarse; por ejemplo, la disolución de la conciencia mundana para que pueda manifestarse la Conciencia Espiritual.

    Con las manos, Baphomet nos indica el Principio Hermético de Correspondencia: Como es Arriba (en el Macrocosmos, en el Universo), es Abajo (en el Microcosmos, en el Ser Humano); de manera que conociendo y comprendiendo a uno, se conoce y se comprende al otro.

    La Cabeza y las Patas de Macho Cabrío simbolizan la “animalidad” presente en el ser humano, sus instintos, sus impulsos; asimismo, se dice que la repulsión que causa la Cabeza de Macho Cabrío simboliza el horror al pecado o lo repulsivo que debería resultarnos incurrir en algún pecado.

    El Pentáculo que Baphomet tiene en la Frente (Mente) está “al derecho” y no invertido como los Pentáculos satánicos; por tanto, simboliza el Espíritu dominando a la Materia, el Pensamiento Espiritual por encima del pensamiento mundano.

    La Antorcha es la Luz, el Espíritu, la Inteligencia, la Sabiduría, el Conocimiento. Las Alas son una señal de elevación a un nivel superior, también son un símbolo de Libertad. El Caduceo simboliza la conciliación de fuerzas opuestas.

    Una Luna Negra y una Luna Blanca se refieren a las fases lunares, que representan el Principio del Ritmo, los cambios y el carácter cíclico de todo. Los Senos de Baphomet no solamente representan lo femenino, sino que además nos indican que Baphomet nutre de Sabiduría Esotérica a quien comprende su Misterio.

Símbolos

El Laurel

    El dios Apolo se burlaba de Cupido (Eros, dios del amor) por utilizar este último las armas propias de un adulto (arco y flechas) siendo alguien muy joven aún, y cuestionaba su habilidad en el manejo de las mismas; por lo cual Cupido, molesto, le lanzó una flecha de oro despertando en Apolo un amor incontrolable por la ninfa Dafne, y a ella lanzó una flecha de plomo provocándole repudio hacia Apolo; conque este dios empezó a perseguir desesperadamente a la ninfa y entonces ella pidió a su padre, Peneo (una deidad fluvial), que la ayudara a escapar, y éste la transformó en un árbol de Laurel (por cierto, el nombre “Dafne” –en griego, Daphne– significa “Laurel”).

Dafne y Apolo

    Se cuenta que Apolo expresó su predilección por este árbol y que sus hojas coronarían a las personas en señal de victoria. Por este motivo y por lo ocurrido entre Apolo y Dafne, el Laurel es símbolo de victoria y de amor no correspondido. Además, Niké (la diosa griega de la victoria) es representada portando una rama de Laurel. Por todo esto, el Laurel es considerado un árbol sagrado.

    En los Juegos Píticos (o Délficos) se premiaba a los vencedores con una corona de Laurel, pues estos juegos se realizaban para honrar a Apolo y se efectuaban cerca de su templo en Delfos, donde se hallaba el famoso Oráculo. Asimismo, la corona de Laurel se entregaba para diferenciarlos de los Juegos Olímpicos, en los cuales se entregaba una corona de Olivo. Además de competiciones atléticas, en los Juegos Píticos se llevaban a cabo competiciones artísticas, por ser Apolo el dios de las artes.

    Posteriormente, en la Roma imperial, se utilizaba el Laurel para coronar a los emperadores y a los generales victoriosos. No obstante, la simbología del Laurel es mucho más amplia y tiene otros significados y usos.

    Las hojas de Laurel son utilizadas en gastronomía, pues dan sabor y aroma a las comidas; también son fuente de antioxidantes, minerales y vitaminas, por esta razón, su consumo fortalece el sistema inmunológico.

Rama de Laurel

    El crecimiento de este árbol es lento, pero no tanto como para justificar el dicho: el que planta un Laurel nunca lo verá crecer, lo cual es una creencia supersticiosa, así como la creencia de utilizar el Laurel como protección contra los rayos (y como protección en general), pues se decía que los rayos nunca caen sobre el árbol de Laurel.

Árbol de Laurel

    Por ser el Laurel un árbol “siempre verde” o perennifolio (de hojas perennes), simboliza la inmortalidad (o la inmortalidad lograda gracias a la victoria).

    Antes de profetizar, las pitonisas del Oráculo de Delfos masticaban o quemaban hojas de Laurel, pues se creía que estas hojas poseían propiedades adivinatorias (y también porque era el árbol consagrado a Apolo, a quien ellas rendían culto). Decían los antiguos que si se quemaban hojas de Laurel y estas ardían haciendo ruido presagiaba felicidad; en cambio, si ardían en silencio era un mal presagio. Asimismo, dormir cerca de un árbol de Laurel se dice que suscita sueños proféticos.

Símbolos

La Cruz de Malta

    También conocida como Cruz de San Juan, Cruz de Ocho Puntas o Cruz Octógona, este símbolo comenzó a ser utilizado en el siglo XII por los Caballeros de la Orden de San Juan de Jerusalén u Orden de Malta.

    Originalmente esta Cruz es de color blanco y simboliza Pureza. Sus ocho puntas representan: vivir en la verdad, tener fe, arrepentirse de los pecados, dar prueba de humildad, amar la justicia, ser misericordioso, ser sincero de todo corazón y soportar las aflicciones.

Cruz de Malta

    No obstante, en el ámbito esotérico la Cruz de Malta tiene otros significados y colores:

    Es un símbolo de Equilibrio perfecto. Nos indica que la Energía Divina desciende desde el Plano Espiritual hasta el Plano Material y se manifiesta en Poder, Sabiduría y Amor. Es una Cruz cuya forma (cuatro “puntas de flecha” señalando hacia el centro) nos invita a meditar, a concentrarnos. Esta Cruz simboliza múltiples aspectos divinos y cualidades divinas, y cada brazo de la Cruz es de un color distinto o representa un color distinto:

    Blanco: Lo Absoluto, la Esencia, el Espíritu. Energía Divina, Pureza.

    Azul: Poder Divino o Espiritual, Fe, Voluntad.

    Amarillo: Sabiduría Divina, Iluminación, Inteligencia.

    Rosado: Amor Divino, Misericordia, Compasión, Respeto.

Cruz de Malta (Colores)