Símbolos

El Águila y el León

El Águila reina en el aire, es el rey de las aves. El León reina en la tierra, es el rey de los animales terrestres. Por esta razón, como símbolos, siempre han sido los favoritos de imperios y de reyes.

    El Águila es símbolo de majestuosidad, libertad, visión. Por la elevación que alcanza en su vuelo, simboliza el Espíritu, la inspiración, la mente, la conexión con lo Divino. Representa el elemento aire, que simboliza la comunicación y el pensamiento, pero en este caso se trata de comunicación de ideas elevadas y de pensamiento espiritual. También representa lo Divino que nos vigila desde las alturas celestes.

    En la mitología griega, este animal está relacionado con Zeus, quien en ocasiones es representado en forma de Águila o transformado en Águila. En el cristianismo, es símbolo de Juan el evangelista, pues su evangelio es el más espiritual y teológico de todos; además, simboliza la ascensión de Cristo. Según el chamanismo, el Águila es el animal más sagrado de todos.  

El León siempre ha estado asociado simbólicamente con el Sol, debido al color de su pelaje, a que su melena se asemeja a los rayos del astro rey y a que el León reina en la sabana africana bajo el inclemente Sol. El León simboliza poder, dignidad, autoridad, dominio, ferocidad, liderazgo, valentía, corazón, protección.

    En Persia, el León y el Sol eran símbolos del Estado y de la Religión, los cuales eran considerados pilares de la sociedad. En la astrología, el León está representado por el signo Leo, cuyo astro regente es el Sol. En la mitología egipcia, la diosa Sejmet (hija de Ra, el Sol) es representada con cabeza de León. En Asia, se considera que el León ahuyenta los malos espíritus, por lo cual suele haber estatuas de Leones en la entrada de los templos. En el cristianismo, el León simboliza al evangelista Marcos y también existen alegorías que se refieren a Jesucristo como un León (Apocalipsis 5:5).  

    La unión simbólica del Águila y el León da como resultado el Grifo, un animal mitológico que combina las virtudes de ambos.

Símbolos

Baphomet

    También conocido como Bafomet, Baphometo o Bafometo, ha sido y es considerado y adorado por algunos como una deidad o un ídolo, y representado con la imagen “humanizada” de un Macho Cabrío, la cual pudiera estar basada o inspirada en deidades paganas como Cernunnos o Pan, deidades relacionadas con la Naturaleza y la fertilidad; pero, sin duda, la imagen más conocida de Baphomet es la que aparece en el libro Dogma y Ritual de la Alta Magia del ocultista francés Eliphas Lévi.

    El cristianismo medieval identificaba a Satanás con el Macho Cabrío, por lo cual los cristianos asocian a Baphomet con el satanismo o con lo diabólico, aunque Baphomet no necesariamente es satánico o diabólico.

    Algunos se refieren a Baphomet como “El Chivo de Mendes”. Quizás, esto se debe a que en épocas precristianas se le llamaba “Mendes” al Bajo Egipto. En esa región se le rendía culto a una deidad que era representada con cabeza de carnero (no de chivo); sin embargo, al parecer, algunos identificaron a Baphomet con esa deidad, o al menos con su representación, y por eso lo llaman “El Chivo de Mendes”.

Baphomet

Baphomet (Según Eliphas Lévi)

El Nombre:

    No se conocen con certeza el origen y el significado del nombre “Baphomet”; por esta razón, existen muchas teorías al respecto, algunas de las cuales son presentadas a continuación:

  • Proviene del griego Baphe-Metis, que significa “Bautismo o Iniciación en la Sabiduría”.
  • Del griego Bios-Phos-Metis (Vida, Luz, Sabiduría).
  • Según Eliphas Lévi, el nombre “Baphomet” debe leerse cabalísticamente en sentido inverso (TEMOHPAB) debido a que es la abreviatura de Templi Omnium Hominum Pacis Abbas, frase en latín que significa: “El Padre del Templo de la Paz de todos los seres humanos”.
  • Según Hugh Schonfield, escritor y experto en estudios religiosos, el nombre “Baphomet” fue creado utilizando el sistema de encriptación hebreo “Atbash”, el cual consiste en sustituir en cada palabra (escrita con letras hebreas) la primera letra del alfabeto hebreo por la última, la segunda por la penúltima, y así sucesivamente. En el caso del nombre Baphomet (escrito con letras hebreas), al aplicarle el sistema “Atbash”, da como resultado la palabra “Sophía” (Sabiduría) escrita con letras hebreas.

Baphomet-Sophía (Atbash)

Simbología:

   En el libro Las Moradas Filosofales, el misterioso alquimista Fulcanelli señala, entre otras cosas, que en Baphomet se encuentran sintetizados algunos de los principales símbolos esotéricos, pues se trata de un emblema de las tradiciones secretas y no de un ídolo ni una deidad. Y, según Eliphas Lévi, Baphomet simboliza la Gran Obra Alquímica, así como la unión de diferentes fuerzas en perfecto equilibrio.

    En el brazo derecho de Baphomet está escrita la palabra Solve (Disolver) y en el brazo izquierdo la palabra Coagula (Coagular), el famoso Solve et Coagula (Disolver y Coagular) de la Alquimia, el cual se refiere a la disolución de algo inferior para que algo superior pueda manifestarse; por ejemplo, la disolución de la conciencia mundana para que pueda manifestarse la Conciencia Espiritual.

    Con las manos, Baphomet nos indica el Principio Hermético de Correspondencia: Como es Arriba (en el Macrocosmos, en el Universo), es Abajo (en el Microcosmos, en el Ser Humano); de manera que conociendo y comprendiendo a uno, se conoce y se comprende al otro.

    La Cabeza y las Patas de Macho Cabrío simbolizan la “animalidad” presente en el ser humano, sus instintos, sus impulsos; asimismo, se dice que la repulsión que causa la Cabeza de Macho Cabrío simboliza el horror al pecado o lo repulsivo que debería resultarnos incurrir en algún pecado.

    El Pentáculo que Baphomet tiene en la Frente (Mente) está “al derecho” y no invertido como los Pentáculos satánicos; por tanto, simboliza el Espíritu dominando a la Materia, el Pensamiento Espiritual por encima del pensamiento mundano.

    La Antorcha es la Luz, el Espíritu, la Inteligencia, la Sabiduría, el Conocimiento. Las Alas son una señal de elevación a un nivel superior, también son un símbolo de Libertad. El Caduceo simboliza la conciliación de fuerzas opuestas.

    Una Luna Negra y una Luna Blanca se refieren a las fases lunares, que representan el Principio del Ritmo, los cambios y el carácter cíclico de todo. Los Senos de Baphomet no solamente representan lo femenino, sino que además nos indican que Baphomet nutre de Sabiduría Esotérica a quien comprende su Misterio.

Epicteto

Algunos Consejos

    Epicteto afirmaba que es una necedad creer que la libertad y la felicidad consisten en que todo ocurra según nuestros deseos, pues hay cosas que dependen de nosotros y otras que no.

    Recomendaba que debemos cultivar el hábito de pensar antes de actuar y antes de hablar, para que podamos medir bien las consecuencias de nuestros actos y de nuestras palabras.

    Además, nos aconseja que no debemos relacionarnos con cualquiera, que debemos relacionarnos solamente con buenas personas, con personas que nos eleven, que sean una buena influencia para nosotros y, de igual modo, nosotros debemos ser una buena influencia para los demás.

Epicteto

Un “gran señor”

    Un “gran señor”, que se jactaba de libre e independiente, me dijo: ¡Mísero filósofo!, ¿te atreves a llamarme esclavo, a mí, cuyos antepasados fueron libres; a mí, que soy senador, que he sido cónsul y a quien el emperador tiene por favorito?

    Y me siguió diciendo: Yo hago lo que quiero y nadie puede obligarme a otra cosa, a menos que sea el emperador, que es dueño de todo y de todos.

    Entonces le dije: Con tus propias palabras, ilustre cónsul, acabas de confesar que tienes un dueño que puede obligarte, y aunque añades que es dueño de todo y de todos, ello no te hace más libre, simplemente prueba que eres un esclavo más en un lugar donde hay muchos millones de esclavos.