Zen

Las Apariencias Engañan

Un estudiante que buscaba

a un gran Maestro Zen

llegó al domicilio de éste

y vio a alguien en el jardín

rodeado de varias personas

que lo escuchaban atentamente.

Entonces pidió a un anciano

que ahí se encontraba

que le presentara al Maestro

que estaba enseñando en el jardín,

a lo cual el anciano respondió:

¿Qué desea usted? Yo soy el Maestro.

Él es mi mejor discípulo.

Glossarium

Gurú y Satgurú

    Gurú es una palabra en sánscrito que se utiliza para referirse a un Maestro o Guía Espiritual, o incluso a un maestro en general. La sílaba “Gu” significa “oscuridad”, “ignorancia” y la sílaba “Ru” significa “Luz”, de manera que Gurú es aquel que desvanece la oscuridad de la ignorancia por medio de la luz que aportan las enseñanzas.

    Cuando a la palabra Gurú se le agrega el prefijo Sat- (Verdad, Ser, Esencia…), se forma la palabra Satgurú que tiene varios significados:

    Satgurú puede significar “Verdadero Maestro” o “Maestro de la Verdad”; un Maestro que desvanece la oscuridad de la ignorancia con la Luz de la Verdad Espiritual, la Luz que aportan las Enseñanzas Espirituales.

    Otra interpretación es que Satgurú se refiere a que el Verdadero Maestro es nuestro Maestro Interior, nuestro Guía Interior, nuestro Ser Verdadero, nuestra Esencia.

    O también, Satgurú puede significar que la Verdad es el Maestro. Cada vez que conocemos o descubrimos la Verdad de algo, esta nos ilumina y nos libera de la ignorancia al respecto. Bien dijo el Maestro Jesús: Conoceréis la Verdad, y la Verdad os hará libres.

Jesús de Nazaret

Uno es vuestro Maestro y Guía

No queráis que os llamen Maestro o Guía,

porque Uno es vuestro Maestro y Guía: el Cristo.

(Mateo 23: 8 y 10)

    Aquí Jesús se refiere a nuestro Maestro Interior, a la Presencia de la Inteligencia Divina o de la Sabiduría Divina que se encuentra en cada uno de nosotros.

    A Jesús lo llamamos Maestro porque él manifestaba perfectamente al Cristo, pero nos pide que no busquemos ser llamados de esta manera, pues no se trata de un trofeo que debemos procurar para exhibirlo vanidosamente.

    El Cristo debe ser nuestro único Guía (o Líder), es decir, la Conciencia Crística, las Enseñanzas de Jesús y su ejemplo de vida es lo que debe guiarnos siempre porque es la mejor manera de activar y escuchar a nuestro Maestro Interior, al Cristo que está en nosotros.

    Así pues, sigamos al Cristo y no a líderes mundanos.

Glossarium

Jesucristo

    En el cristianismo, a Jesús de Nazaret también se le conoce como Jesucristo. El nombre “Jesús” proviene del griego Iesoús y este a su vez del arameo Ieshúa que significa “Iahvéh salva”, “Dios salva”, o también de Ieshúah (Redención, Salvación). El término “Cristo” proviene de la palabra griega Christós, equivalente al término hebreo Mashíaj (Mesías) que significa “ungido”, “untado”.

    Un “ungido” (un cristo, un mesías) era un rey al cual se le había aplicado o untado aceite para indicar simbólicamente que gozaba de la bendición divina para reinar. De esta manera, los reyes ungidos eran considerados representantes de Dios en la Tierra y, por tanto, salvadores o redentores de sus pueblos.

    Sin embargo, según el cristianismo, Dios se manifestó a los seres humanos a través de Jesús de Nazaret, el cual fue ungido por el Espíritu Santo, razón por la cual es considerado como el verdadero Cristo o Mesías, el Salvador o Redentor de los seres humanos.

    No obstante, existen otras interpretaciones:

    Según Paramahansa Yogananda, el Cristo es la Infinita Inteligencia de Dios que está presente en todo el Universo. Esta Infinita Inteligencia Universal es la Conciencia Divina que se manifestó en Jesús.

    Conny Méndez escribió que el Cristo es nuestra Verdad, es lo más noble de cada uno. ¿Qué nos une a todos nosotros como hijos de Dios? ¿Qué nos identifica? Tres cosas: Conciencia, Inteligencia y Amor. Todo ser humano tiene Conciencia, Inteligencia y Amor. ¿Qué es el Cristo? Es la expresión de Conciencia, Inteligencia y Amor en sus grados más altos. Es lo que somos, pero en la escala más alta, pura y perfecta. 

    Elizabeth Clare Prophet se refiere al Cristo en estos términos: es el Maestro Interior que nos orienta y la Voz de la Conciencia que nos inspira a realizar las mejores acciones. También mencionó que Jesús fue el ejemplo de lo que todos podemos (y debemos) llegar a ser.

    El mismo Jesús dijo: Uno es vuestro Maestro: el Cristo.

    Jesucristo era una personificación de esa Maestría y de esa Conciencia; por tanto, una manera de lograr la Realización Espiritual es siguiendo sus enseñanzas y su ejemplo de vida.

Palabras Mágicas

AMÉN

Es una palabra de origen hebreo que puede significar: “Es Verdad”, “Ciertamente”, “Verdadero”, “Estoy de Acuerdo”, “Fidedigno”, “Confiar”, “Así Sea”. Es decir, significados de asentimiento, de aprobación. Sin embargo, el significado que se ha popularizado es el de “Así Sea”, el cual se utiliza, por ejemplo, al finalizar las oraciones cristianas. De esta manera, decir “Amén” es afirmar que se tiene por verdadero o que se desea lo que se acaba de mencionar o rezar.

    El Maestro Jesús en varias ocasiones utilizó esta palabra repitiéndola (Amén, Amén), y usualmente la encontramos traducida como: “en verdad, en verdad” o “de cierto, de cierto”:

    De cierto, de cierto te digo que quien no nace de nuevo no puede ver el Reino de Dios. (Juan 3:3)

    En el Libro del Apocalipsis, Cristo es llamado “el Amén, el testigo Fiel y Verdadero” (Ap. 3:14), es decir, aquel que es digno de Fe, porque es Fiel (no te traiciona) y Verdadero (no un falso profeta, sino un Maestro que enseña la Verdad acerca de Dios).

Ver: Uno es vuestro Maestro

    De hecho, la palabra “Amén” es el acrónimo de la expresión hebrea El Mélej Neemán que significa “Dios es un Rey Fiel en el cual debemos Confiar”.

En caracteres hebreos: El Mélej Neemán y la palabra “Amén”

Nota