Mitología

Yggdrasil

    Según la mitología nórdica, Yggdrasil es el Árbol Cósmico o Árbol de los Mundos en cuyas ramas, tronco y raíces se hallan los nueve Mundos o Reinos (planos de existencia o dimensiones) que constituyen el Universo.

    El nombre “Yggdrasil” proviene del nórdico antiguo Yggr (el terrible, el temible; en referencia a Odín, rey de los dioses) y drasill (caballo, cabalgar), de modo que “Yggdrasil” significa “Odín cabalga”, pues se dice que Odín cabalga sobre su corcel Sleipnir a través de todo el Árbol y así recorre los distintos Mundos.

    Los Nueve Mundos o Reinos son los siguientes:

    Muspelheim: Mundo del fuego (literalmente “hogar del fuego”); es habitado por los Gigantes de Fuego.

    Asgard: Es el Reino o Mundo de los dioses, por lo cual también se le conoce como Gotheim (que significa “hogar de los dioses”); es regido por Odín, llamado también Wotan. “Asgard” significa “lugar de los Aesir o Ases”. Los Ases son el grupo conformado por el rey Odín y los demás dioses principales.

    Alfheim: Es el Mundo de los Ljosálfar o Elfos de la Luz, por lo cual este Mundo también es conocido como Ljusalfheim.

    Vanaheim: Es el Mundo de los Vanir o Vanes (deidades que rigen el mar, la naturaleza, la fertilidad y la prosperidad).

    Midgard: Significa “Tierra media” o “Tierra del medio”; es el Mundo de los seres humanos; por esto, también es llamado Mannaheim (hogar de los humanos). Asgard y Midgard están “conectados” por un puente en forma de arco iris llamado Bifröst, el cual es utilizado por los dioses para viajar entre estos Mundos.

    Jötunheim: Es el Mundo de los gigantes, los Jötnar, rivales de los Ases.

    Niflheim: Mundo de hielo y niebla perpetua (de hecho, su nombre significa “hogar de la niebla”); se encuentra en las raíces de Yggdrasil. En este Mundo solamente habita el dragón Nidhogg, que roe las raíces.

    Svartálfaheim: Es el Mundo de los Svartálfar o Elfos de la oscuridad.

    Helheim o Hel: Es el Mundo de los difuntos y de la oscuridad, gobernado por Hela (Helheim significa “Hogar de Hela”), diosa de la muerte, hija de Loki (ser maléfico considerado por algunos como una deidad). Se dice que el nombre de este Mundo es el origen de la palabra inglesa “Hell” (infierno).

    Yggdrasil simboliza la Unidad en la diversidad, la Totalidad y el Orden.

Yggdrasil

Astrología

Saturno en Capricornio

    Saturno en CapricornioEn diciembre de 2017 el planeta Saturno entró en el signo Capricornio y por ahí transitará hasta diciembre de 2020. Después de 30 años, Saturno está de regreso a su casa, pues este planeta rige a Capricornio y la última vez que pasó por este signo fue desde 1988 hasta 1991, entonces cayeron la URSS y el Muro de Berlín; he ahí una demostración de lo que puede ocurrir cuando Saturno se encuentra en su domicilio.

    El retorno de Saturno a Capricornio significa que se termina un ciclo y comienza uno nuevo. Saturno representa la disciplina, la responsabilidad, el orden, el sentido del deber. Capricornio representa las estructuras de todo tipo (económicas, políticas, sociales, religiosas, etc.) y por ser un signo de tierra es pragmático, racional y prudente.

    Saturno en Capricornio nos indica que debemos administrar bien los recursos, aprender a concretar las ideas y los proyectos, a ser más sensatos y prácticos, a priorizar y a valorar; debemos resolver nuestros problemas y no esperar a que otros los resuelvan; debemos ser pacientes y perseverantes. Hay que tomar conciencia de lo verdaderamente importante y trabajar por ello. Hay que establecer metas prácticas y alcanzables. Básicamente, Saturno en Capricornio viene a decirnos que debemos poner todo en orden en nuestras vidas.

    Saturno es el nombre que los romanos dieron a Cronos (dios del tiempo según la mitología griega), lo cual nos recuerda que debemos hacer buen uso del tiempo. Séneca escribió que no es que tengamos poco tiempo, sino que perdemos mucho tiempo; así que no debemos desperdiciarlo.

    A Saturno se le conoce como el Gran Maestro, como un maestro severo, un maestro que no enseña a través de la teoría, sino a través de la práctica y, en ocasiones, a través de pruebas difíciles. Por tanto, hagamos bien las cosas; seamos cada vez más responsables, honrados, disciplinados, ordenados, sensatos, y superaremos las pruebas del Maestro Saturno.