Biblioteca

Immanuel Kant

Crítica de la Razón Práctica

Crítica de la Razón Pura

Crítica del Juicio

Cuatro Lecciones sobre Kant (Deleuze)

Diez Lecciones sobre Kant (J. Gómez)

El Conflicto de las Facultades

Fundamentación de la Metafísica de las Costumbres

Hacia la Paz Perpetua

La Metafísica de las Costumbres

La Religión dentro de los límites de la mera Razón

Lo Bello y lo Sublime

Lógica

Principios Metafísicos de la Ciencia de la Naturaleza

Qué es la Ilustración

Filosofía

Una nota estoica

Según el Estoicismo, el Universo está regido por el Logos (Razón Divina Universal de la cual forma parte la razón humana), lo cual significa que la naturaleza del ser humano es racional. Por tanto, todo ser humano que sucumbe al Pathos (impulsos, pasiones, excesos) se está desviando de su naturaleza. Por tal motivo, es fundamental vivir de manera disciplinada y de acuerdo con el Logos y no con el Pathos. Así, se logran la Apatheia (ecuanimidad ante cualquier adversidad o circunstancia), la Ataraxia (serenidad, paz interior) y la Eudaimonia (felicidad).

Filosofía

Una dosis de Estoicismo

    El Estoicismo es una escuela filosófica que fue fundada por Zenón de Citio aproximadamente en el año 300 a.C.

    La palabra “Estoicismo” proviene del griego Stoa (pórtico), en referencia al pórtico del Ágora de Atenas, lugar donde Zenón impartía sus enseñanzas.

    Además de su fundador, algunos estoicos notables fueron: Cleantes de Aso, Crisipo de Solos, Musonio Rufo y Epicteto (filósofos), Lucio Anneo Séneca (filósofo, político, orador y escritor) y Marco Aurelio (emperador romano, apodado “el Sabio”, “el Filósofo” o “el Emperador Filósofo”).

    Según la doctrina estoica, debemos llevar una vida disciplinada y guiada por la razón, evitando la codicia, la impulsividad, las pasiones y los excesos; así, tendremos paz interior, afrontaremos con ecuanimidad las adversidades y seremos verdaderamente felices.

    En estos tiempos, creo que nos vendría bien aplicar en nuestras vidas una buena dosis de Estoicismo; por tal motivo, aquí les dejo los enlaces donde podrán encontrar las enseñanzas más importantes de tres estoicos emblemáticos: Epicteto, Séneca y Marco Aurelio.

Jesús de Nazaret

Presentar la otra mejilla

    El Maestro Jesús dijo: A cualquiera que te hiera en una mejilla, preséntale también la otra. (Mateo 5:39)

    Y en alguna ocasión le preguntaron: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete? Entonces Jesús respondió: No te digo hasta siete, sino hasta setenta veces siete. (Mateo 18:21-22)

    “Presentar la otra mejilla” significa perdonar, no buscar venganza, ser paciente, tolerante, ser más racional que pasional; pues devolver mal por mal, responder a la violencia con más violencia, al odio con más odio, es caer en un círculo vicioso de nefastas consecuencias para todos.

    El verbo “perdonar” proviene del latín perdonare, del verbo donare que significa “dar”, “regalar”, y el prefijo per- que indica totalidad, completitud; por tanto, “perdonar” significa “dar completamente”, “regalar totalmente”; de esta manera, perdonar es un acto de completa generosidad fundamentalmente contigo mismo; es un regalo que te haces a ti mismo, es darte a ti mismo el regalo de no amargarte, de no acumular rencores ni odios; amarguras, rencores y odios que sólo producen enfermedades e infelicidad en quienes los albergan.

    No obstante, Jesús dijo hasta setenta veces siete (no dijo “infinitamente” o “ilimitadamente”), el Maestro utilizó esta cifra simbólica para expresar que hay un límite; por tanto, se puede soportar o tolerar hasta cierto punto, pero cuando se llega al límite, hay que saber decir ¡Basta! y encontrar una solución sensata al problema; así que no permitas extralimitaciones ni abusos de ningún tipo, porque después es mucho más difícil y doloroso hallar la solución.

Reflexiones

Logos

    Es un vocablo de origen griego que significa “palabra”, “lenguaje”, pero también “razón”, “pensamiento”. El DRAE define Logos como: Discurso que da razón de las cosas. Razón, principio racional del Universo.

    Se dice que la Filosofía nació cuando los seres humanos pasamos del Mythos al Logos, esto es, cuando se pasó de una explicación mítica de la realidad a una racional.

    Uno de los objetivos de la Filosofía es que los seres humanos hagamos uso del Logos para comprender lo que somos y lo que nos rodea, para orientar nuestra conducta y organizar la sociedad, así como también para comunicarnos y transmitir el conocimiento.

    Otras interpretaciones de este término son las siguientes:

    Según Heráclito de Éfeso, el Logos es una Inteligencia que gobierna todo, que está presente en todo, que es común a todos.

    El Evangelio según Juan comienza así: En el principio era el Logos, y el Logos era con Dios y el Logos era Dios…

    Esta palabra también puede ser interpretada como “sentido”, “significado”; por lo cual, el psiquiatra austríaco Viktor Frankl creó y desarrolló la “Logoterapia”: un tipo de psicoterapia que consiste en un análisis existencial profundo para tratar de encontrar el sentido de la vida.